The Wall

Es una manera diferente de tener un local, ofrecer una variedad de actividades dentro de unas paredes, y sobre todo enseñar a los clientes que alrededor de una copa, una merienda, etc, existe una enorme cantidad de cosas con las que distraer la vista. Este local aterrizó en Corrredera Baja de San Pablo, 47 como un local pensado para el día, donde se podía leer libros, charlar sobre un café mientras bañas uno de sus muchos muffins o incluso jugar a la consola ochentera que hay nada más entrar. A medida que Corredera se convertía en una cascada de gente con ganas de salir, The Wall se convirtió en una parada obligada de los parroquianos de siempre y foráneos, que se acercan hasta Malasaña por la noche.

The Wall se une a la aventura de locales que quieren dar un paso más allá del simple comercio, convirtiendo todo lo que rodea al cliente en un espacio multicultural, donde se ofrecen diseños de ropa, un fotomatón para inmortalizar el momento, comics y una decoración que hace que en el momento en el que cruzas la puerta regreses al pasado. Una vieja máquina de poner CD es la única que consigue que el oído le de un respiro a los ojos cautivados por The Wall. Y su gran secreto, el tequila, no tiene misterio, pero ellos tienen el mejor, un trampolín para empezar la noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s