Celicioso

CeliciosoEs el photocall de Madrid, dónde cada generación acude de estreno, y siempre calzan frac. No posan sus rostros, sino que lo hacen los complementos que lo acompañan, aunque los artistas de captar momentos prefieren fijar el objetivo a las cientos de piernas que los 365 del años se suben a su cemento. 

No tienen descanso, y la zona, tampoco lo permite, por lo que sumidos en el caos, hay que estar preparados para su coreografía. Dónde la calle Hortaleza termina de pronunciarse, entramos en  Celicioso, un nombre escogido para presionar el interruptor de encendido en nuestra imaginación. ¿Con d? Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante. La esquina sin luz, escrito sin @ por miedo a lo vanidoso, tiene por costumbre alzar la mirada, anotar y volver a alzar.

CeliciosoGrietas de la mili o no, esa marcha ha sido un esquema que ha dado como resultado miles de palabras sobre restaurantes de Madrid. El breve inciso, insignificante para el lector, toma su peso cuando nuestros ojos le dan la espalda a su decoración, ejemplarizando un movimiento de Matrix al ver la gama de colores de sus productos, sino fuese porque la película quedó para la comedia, cuando la salida que había querido coger era la filosófica.

celicioso3La pastelería para celíacos Celicioso da respuesta al acertijo de la d que aparece en el párrafo anterior. En la calle Hortaleza número 3, la comida se hace fantasía, y Nunca Jamás parece un poco más cerca. Tartas, cupcakes, galletas, tenemos que poner una coma para descansar la sonrisa, que no había dejado de ronronear con la paleta de colores que hay sobre la comida para celíacos que vende Santi Godfrid, la voz narrativa de este cuento llamado Celicioso.

CeliciosoLe dieron la mano a una enfermedad, copiloto de su creador desde que un diagnóstico le puso nombre, para convertirse en el intérprete de los sueños culinarios de los celíacos que buscan restaurantes de comida sin gluten. El nombre del local nos hace espectadores de tenis mirando a uno y otro mostrador cargado de “sueños prohibidos” hechos realidad, una satisfacción para Santi Godfrid. Sandwiches, lasagnas o varios tipos de panes hacen que, colorín colorado…

No, para nada se ha acabado, ya que, gracias a sus precios competitivos, y que sus clientes se cuentan por sonrisas como la que antes poníamos, pronto Celicioso será un dálmata de locales dibujado sobre el mapa de nuestra ciudad.

Dirección: c/ Hortaleza 3, Madrid

Teléfono: 91 531 88 87

Para conocer más lugares cómo este, visita nuestra página de Instagram @laesquinasinluz

Celicioso

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s