La Mantequería

salonSiguiendo con la moda de alejarse cada vez más del concepto restaurante e intentado hacer de ello el salón de una casa, un sitio en el que uno olvida el tiempo y disfruta con los ojos y el paladar, tarera una canción mientras el sabor de la copa recorre sus venas a la misma velocidad que los americanos aprietan el gatillo, La Mantequería es uno de los mejores sitios para pasar la noche del sábado. Sigue leyendo

Anuncios

Café del Patio

253790_485878541471289_571021201_nEscondido en nuestra sombra y temeroso de coger una popularidad que acabe con su encanto, se encuentra uno de los cafés que más han llamado la atención del blog en las últimas semanas. Se trata de Café del Patio, cogido de una mano por la plaza de  Tirso de Molina y por la otra de Jacinto Benavente, sus mesas huyen del ruido de Madrid hasta la calle Conde de Romanones, 5. Sigue leyendo

La Realidad

1Sentado en tu mesa, según donde se proyecten tus ojos, tus emociones se pueden ir caminando en una u otra dirección, porque ninguna pared es igual a su compañera de al lado. Sigue leyendo

Válgame Dios

Válgame-DiosPara muchos la decoración resulte cargada, mientras que para otro está cuidada al milímetro. Su esencia radica en ofrecer la exitosa mezcla cena-copas, en donde el tono se eleva impulsado por las risas que emanan de las bocas de todos los allí presentes, ya que desde su apertura no ha dejado de llenar. Para comidas y meriendas también abre, pero es en las copas en donde apuesta su carta Válgame Dios. La mayoría de las fotografías que ansían salir de los minúsculos marcos evocan a épocas de los años 60, a la vez que la ropa de estilo “vintage”palabra a la que tanta gente se ha hecho fan en los últimos meses. Como la mayoría de los sitios que traemos en el blog, Válgame Dios también se suma a esa idea de mezclar varias cosas en un sólo local. Sigue leyendo

Olivia te cuida

meu-canto_04

Olivia te Cuida es ese lugar en el que esconder una pierna detrás de la otra, invitado por la delicadeza y sensualidad del sitio y quizás un poco forzado por lo reducido del local, para unos clave, para otros inconveniente. Platos caseros amparados en productos ecológicos intentan cautivar al cliente con un estilo que persigue arañar el éxito que en España tiene la comida de siempre. Sigue leyendo

Bagatella

Muchas veces buscamos locales en Madrid que inviten a la fiesta, a salir, sonreír y conseguir crear un baile en el que la música es la única compañera, otras muchas ese restaurante que suponga una nueva oportunidad a los ojos por su originalidad y esta vez ofrecemos en el blog un escondite que invita al suspiro. Se trata de Bagatella, un pequeño local en la calle Pelayo en donde la idea principal es la comodidad del cliente, hacerle sentir agusto. La decoración hace que cada pareja que entre o grupo de amigos tenga un escenario distinto alrededor de su mesa, con un juego de telas y concepto arquitectónico que ya sólo eso merece la pena. La carta es pequeña, con platos cuidados, tradicionales pero con ese punto de modernidad que ofrece este nuevo local. La calidad con la que los dueños atienden a sus comensales consigue trasladar a estos a una atmósfera de conversación pausada, y alguna vergüenza. 

La carta no es amplia ya que lo que persiguen es la calidad de la materia prima para provocar la explosión de sabores en el cliente, que todavía anda aturdido por la calidad del local. Es el sitio perfecto para iniciar una noche distinta, en la que el disfrute del minutero contrasta con el deseo de parar los relojes para disfrutar de la compañía, siempre cenando en una buena mesa en Bagatella. También es perfecto para esas cenas de amigos en las que mirar para atrás en busca del recuerdo que nos saque la sonrisa es la mejor oportunidad de ser feliz.

Taquería del Alamillo

Son infinitos los mejicanos que se pueden encontrar en Madrid, y cada uno tiene el suyo preferido. Aquí va el nuestro, que nos ha costado encontrarlo pero creemos que es de lo mejor, porque tiene todo lo que buscamos. Hablamos de Taquería del Alamillo, quizás el mejor guacamole de Madrid. Los platos de veras tienen un sabor muy bueno, auténtico, ya que el hecho de que haya tantas cadenas de restaurantes mejicanos hace que se acabe por perder el trato y dedicación al plato.

Su terracita fija durante todo el año le da un gran encanto al local, donde acercarse a cenar con amigos es un plan perfecto. La decoración, como la de la mayoría de los mejicanos tiene motivos de la zona, pero quizás es de los pocos sitios que vamos a recomendar no sólo por su situación, sino que encontramos que es la combinación perfecta de comida mejicana y sitio acogedor en el corazón de la latina.

La Taquería del Alamillo está en la propia plaza del Alamillo sin número.