Murillo Café

Murillo CaféEl eco de aquel saxo sonaba distinto en Otoño, y las piernas cruzadas de las mesas alineadas trazaban una imitación del escenario que tenían enfrente. De azul marítimo fuera, pisamos lo hidráulico mientras nos da la bienvenida un teclado de máquina de escribir dónde sentarse a tomar algo junto a la barra. Sigue leyendo

Café del Patio

253790_485878541471289_571021201_nEscondido en nuestra sombra y temeroso de coger una popularidad que acabe con su encanto, se encuentra uno de los cafés que más han llamado la atención del blog en las últimas semanas. Se trata de Café del Patio, cogido de una mano por la plaza de  Tirso de Molina y por la otra de Jacinto Benavente, sus mesas huyen del ruido de Madrid hasta la calle Conde de Romanones, 5. Sigue leyendo

La Realidad

1Sentado en tu mesa, según donde se proyecten tus ojos, tus emociones se pueden ir caminando en una u otra dirección, porque ninguna pared es igual a su compañera de al lado. Sigue leyendo

Bodega La Ardosa

LA-ARDOSAEs de las pocas islas que quedan en Madrid, una vista al pasado, y en donde los que pasan por delante nunca se detienen a la primera. Pero al echar la vista atrás, es cuando algo te empuja a dar media vuelta. Porque esta taberna forma parte de la luz  de Madrid. Sigue leyendo

The Wall

Es una manera diferente de tener un local, ofrecer una variedad de actividades dentro de unas paredes, y sobre todo enseñar a los clientes que alrededor de una copa, una merienda, etc, existe una enorme cantidad de cosas con las que distraer la vista. Este local aterrizó en Corrredera Baja de San Pablo, 47 como un local pensado para el día, donde se podía leer libros, charlar sobre un café mientras bañas uno de sus muchos muffins o incluso jugar a la consola ochentera que hay nada más entrar. A medida que Corredera se convertía en una cascada de gente con ganas de salir, The Wall se convirtió en una parada obligada de los parroquianos de siempre y foráneos, que se acercan hasta Malasaña por la noche.

The Wall se une a la aventura de locales que quieren dar un paso más allá del simple comercio, convirtiendo todo lo que rodea al cliente en un espacio multicultural, donde se ofrecen diseños de ropa, un fotomatón para inmortalizar el momento, comics y una decoración que hace que en el momento en el que cruzas la puerta regreses al pasado. Una vieja máquina de poner CD es la única que consigue que el oído le de un respiro a los ojos cautivados por The Wall. Y su gran secreto, el tequila, no tiene misterio, pero ellos tienen el mejor, un trampolín para empezar la noche.

Mad Café

Siguiendo con la estela amerciana que reposa sobre Madrid, en el blog os presentamos otro local nuevo que copia la estética de aquellas cafeterías estadounidenses que tanto éxito están teniendo en la capital. Se trata de Mad Café, en la Cava Alta 13, la zona de la Latina.

La especialidad no es otra que las hamburguesas, hechas a la parrilla y con el secreto de un pan cuidado. No sólo se come sino que se transmite con la decoración de las paredes, aunque su otra especialidad son las cakes, tan de moda en el último año en Madrid. La forma de las hamburguesas ya es diferente, y consigue que a pesar de que uno haya probado miles, esta parezca la primera.

El precio es muy barato, siguiendo la línea de la competencia como pueda ser Peggy Sue. Los otros platos que completan la carta son los típicos aros de cebolla o alitas de pollo, estas últimas con una salsa especial de la que todos quedan prendados.

Delic

Variedad de cafés, tartas que se hacen en el día, platos caseros pero con un cierto toque artesanal que conquista a la clientela cada día. Entre sus platos más solicitados son las tartas de zanahoria, curiosa pero con el éxito asegurado. Las caseras de postre son como las que se podían ver en aquellos cuentos que sólo caben en la imaginación de un niño, pero que Delic traslada a la realidad.

Su decoración guarda una relación extraña, ya que combina una cierta decoración newyorkina con lo tradicional madrileño, familiar. Esos locales que os recomendamos en donde lo que se disfruta es la conversación que se pierde entre el gran secreto de Delic y que dejamos para el final.

Sus mojitos y cocteles, son la verdadera esencia de Delic y el motivo por el que cada día está hasta arriba de gente. Todos hemos oido hablar del mojito cubano, pero pocos conocemos el éxito del mojito madrileño, famoso en Delic. Es tal la dedicación en su preparación que sin duda es el mejor mojito que se puede tomar en Madrid. Buena música, cocteles que merecen la pena y el plan perfecto para dejarse caer sobre las ocho, con el ligue o los colegas y pasar un buen rato.

Delic está en la zona de la Latina, concretamente en en la Costanilla de San Andrés 14.