Bosco de Lobos

Bosco de lobos¿Cuándo echará raíces? Cuando mate al oso que lleva dentro, reflexión salida del plasma, consensuada en la Pasión que el grupo En Compañía de Lobos ha puesto en uno de los restaurantes dónde la Leyenda cuenta que son seres mágicos.  Sigue leyendo

La Mantequería

salonSiguiendo con la moda de alejarse cada vez más del concepto restaurante e intentado hacer de ello el salón de una casa, un sitio en el que uno olvida el tiempo y disfruta con los ojos y el paladar, tarera una canción mientras el sabor de la copa recorre sus venas a la misma velocidad que los americanos aprietan el gatillo, La Mantequería es uno de los mejores sitios para pasar la noche del sábado. Sigue leyendo

Bagatella

Muchas veces buscamos locales en Madrid que inviten a la fiesta, a salir, sonreír y conseguir crear un baile en el que la música es la única compañera, otras muchas ese restaurante que suponga una nueva oportunidad a los ojos por su originalidad y esta vez ofrecemos en el blog un escondite que invita al suspiro. Se trata de Bagatella, un pequeño local en la calle Pelayo en donde la idea principal es la comodidad del cliente, hacerle sentir agusto. La decoración hace que cada pareja que entre o grupo de amigos tenga un escenario distinto alrededor de su mesa, con un juego de telas y concepto arquitectónico que ya sólo eso merece la pena. La carta es pequeña, con platos cuidados, tradicionales pero con ese punto de modernidad que ofrece este nuevo local. La calidad con la que los dueños atienden a sus comensales consigue trasladar a estos a una atmósfera de conversación pausada, y alguna vergüenza. 

La carta no es amplia ya que lo que persiguen es la calidad de la materia prima para provocar la explosión de sabores en el cliente, que todavía anda aturdido por la calidad del local. Es el sitio perfecto para iniciar una noche distinta, en la que el disfrute del minutero contrasta con el deseo de parar los relojes para disfrutar de la compañía, siempre cenando en una buena mesa en Bagatella. También es perfecto para esas cenas de amigos en las que mirar para atrás en busca del recuerdo que nos saque la sonrisa es la mejor oportunidad de ser feliz.