Café La Palma

Se llama Café de la Palma, en la calle La Palma en el corazón de Malasaña, y bien podría llamarse viva la música en directo. Comenzó apostando por ella como muchos otros y hoy en día es uno de los mejores. Con las características típicas de un café, no un gran tamaño, íntimo y sencillo se pueden escuchar los mejores conciertos que se dan n la capital, muchos de ellos de grandes artistas que vuelven a sus orígenes yque encuentran en el café de La Palma el lugar perfecto para encontrar la simbiosis con el público que este tipo  de locales ofrece.

Café de La Palma

        No está preparado para soportar toda l noche, es decir, que su público es aquel que busca la primera copa tranquila para dar paso a la larga noche. Ahí éste café gana al resto de sus competidores, porque lleva casi trece años siendo el lugar en el que muchos madrileños arrancan su noche, o con la diversión que ofrece el local, despegan. Buena música, inmejorable ambiente y actuaciones en directo. Con la idea fija de ser el local de primera copa, han conseguido ser el local de primera línea al a hora de escoger donde comenzar la noche, y encim está en el corazón de donde la noche de Madrid es mejor, más loca y audaz, en Malasaña. Cuando uno comienzo en éte barrio lanoche, siempre comienza desde hace 20 años, que son las edades de los locales de la zona, como el Café de La Palam, pero nunca sabe donde termina.

     Como ejemplo de que los grandes artisas que un día pasaron por el cafe de La Palma siempre vuelven, es el de Pereza, que el miércoles 27 de enero dará un concierto en este gran local de Madrid.

Anuncios

La Vía Láctea

             Sin duda alguna centro neurálgico de la Movida de los 80 en Madrid. Desde 1979 se ha convertido en uno de los lugares más ruidosos y que han marcado un antes y un después en la noche de la capital. Se encuentra en un lugar privilegiado, en el corazón del barrio de Malasaña y respaldado por la Plaza del Dos de Mayo. Concretamente en la calle Velarde. Es un local donde la lengua siempre está fuera, los mordicos y la revolución musical de Madrid tiene su origen en éste templo de Madrid. Ganas de luchar contra lo establecido, usando como arma la música, y como centro de reunión y celebraciones La Vía Láctea.

La Vía Láctea

          Es uno de los locales con más ambiente rockero, desde sus suelos encharcados de copas que durante tantos años se han caído, como techos donde los posters de los más prestigiosos grupos cubren esta auténtica gruta del rock. Todo empezó hace ya 25 años, pero hoy en día, con otro espírito, rebeldes y simples admiradores se acercan a este local con ganas de volver a aquellos años ochenta. No es un lugar de bailar, es un sitio de cerrar los ojos y moverse sólo en una baldosa, al paso de guitarras o voces que son ya la historia de nuestra música. De hecho son muchos los que acuden allí como si estuviesen acudieno a un museo, porque con los años, La Vía Láctea se ha convertido en eso, un pequeño museo de Malasaña pero con tantas historias de música que puede llegar a cualquier parte del mundo. Con una tonalidad rojiza, que desde el primer momento invita al desenfreno, y a que cada noche en La Vía Láctea se extienda hasta altas horas de la noche, sin miedo y vivir una pequeña locura musical.